Etiquetas

,

Imaginen que Facebook, amigable, sencillo, rápido de usar para compartir información, fotos y comentarios, sirviera para la educación. Bueno, existe: es Edmodo,  plataforma pensada para la interacción docente-alumno de forma sencilla. Para entrar simplmente hay que ir a http://www.edmodo.com y lo primero que va a aparecer es que uno se tiene que registrar:

Cuando uno se registra por primera vez como docente simplemente pide los datos personales. A partir de que la cuenta del docente fue creada, se pueden ir haciendo grupos para trabajar con los alumnos distintos temas o materias. Cada grupo al ser creado, genera un código que es lo que los alumnos usarán para darse de alta.

Cuando uno se registra como alumno, forzosamente debe tener el código del grupo, de otra forma la plataforma no permitirá la creación de la cuenta. Esto es con el fin de que no haya confusiones y no se ingrese al grupo equivocado. Aquí hay un pequeño tutorial:

Como ven es muy sencillo: casi como darse de alta en cualquier  red social. Una vez que están inscritos en el grupo, se irán recibiendo las notificaciones, los ejerciocios y los mensajes conforme el profesor los envíe.

Un grupo de trabajo de Edmodo permite crear una biblioteca e ir subiendo archivos. Esto facilita la entrega de trabajos y evita que se traspapalen (ya sea en físico o en una cantidad enorme de correos electrónicos). Permite mucho control y manejo de grupo: únicamente los que tienen el código del grupo pueden entrar y eso permite al docente tener un gran control del grupo y la entrega de trabajos. De hecho, un mismo docente puede ponerle distintos colores a los grupos para no confundirse, desde su perfil.

Uno de los profesores que ya usan Edmodo para trabajar con sus grupos es Juan Manuel Zurita y por lo mismo ya ha hablado de lo que Edmodo y cómo enviar una tarea vía Edmodo en su blog. Vale la pena que le den una leída a sus posts al respecto.

Pero ante todo recuerden que no hay que tener miedo. El miedo lo paraliza a uno. Simplemente aventúrense a explorar. Saldrán muy satisfechos.